Experiencia y competitividad: las claves del éxito

Los sistemas DLW Sport son conocidos por su calidad en las superficies deportivas de interior, un reconocimiento que se han ido ganado durante años. La compañía tiene una larga y rica historia que se remonta a 1882, cuando el linóleo comenzó a producirse por primera vez en la fábrica de Delmenhorst, en Alemania. El linóleo fue un invento del británico Frederick Walton, que también se inventó el nombre de este tipo de revestimiento hecho de corcho, resina, yute y aceite de linaza. El nombre linóleo viene de una combinación de linum (lino en latín) y oleum (aceite en latín).

Hasta 1982, la mayor parte del linóleo se fabricaba en un color llamado marrón natural. Más adelante, se comenzaron a fabricar colores como verde oliva, terracota y rojo oscuro. Antes de la I Guerra Mundial, en Inglaterra se fabricaban suelos con diseños florales, bordes y adornos con ayuda de un proceso de impresión parecido al de la serigrafía.

Las Guerras Mundiales causaron una caída de la producción que no se recuperó hasta finales de la década de 1950 con la introducción de nuevos diseños. A pesar de ello, para entonces el linóleo ya estaba bastante extendido como revestimiento de suelos, lo que queda reflejado en el libro “La muerte visita al dentista” de Agatha Christie, donde la autora escribió “Había un rastro de sangre sobre el linóleo”.

En la década de los 70, la popularidad del linóleo disminuyó, al encontrarse con la competencia de los revestimientos sintéticos que en aquel momento eran muy baratos. Sin embargo, esta situación cambió con la crisis del petróleo de 1973, poniendo fin a una era de precios bajos del petróleo, lo que provocó a su vez una subida del coste de los productos derivados del mismo. Desde entonces, el linóleo y por extensión Deutsche Linoleum Werke (DLW), que más tarde se fusionó en Armstrong DLW AG, han seguido una trayectoria ascendente.

La experiencia acumulada durante un siglo tiene como resultado la producción ultra-moderna actual de revestimientos de suelos de linóleo y sistemas para suelos diseñados para usos deportivos de interior en el sector del revestimiento de suelos. Hoy en día Armstrong DLW es el único fabricante de revestimiento de linóleo con base en Alemania y continúa ofreciéndole la garantía de calidad del “Fabricado en Alemania”.